E N F E R M E D A D E S  N E U R O L Ó G I C A S

¿Qué son las enfermedades neurológicas?

Las enfermedades del sistema nervioso en nuestras mascotas pueden deberse principalmente a herencia genética o a infecciones contraídas o vejez. Así mismo, debes saber que estas pueden permanentes y temporales. Identifica los signos de alarma que te explicaremos a continuación y acude al veterinario de inmediato en caso de reconocer alguno en tu peludo.

¿Cuándo pueden empezar?

Las enfermedades neurológicas, pueden comenzar a partir de la edad avanzada, entre 7 y 8 años, por traumatismos, por la formación de tumores,o incluso como secuelas de enfermedades virales.

PRINCIPALES ENFERMEDADES

Disfunción cognitiva o demencia, síndrome vestibular, pinzamientos vertebrales y temblores, tumores y crisis epilépticas, entre otras

Síntomas y señales de problemas neurológicos 

Arrastrar una pata

Si ves que tu mascota camina arrastrando una pata y de repente retoma el paso normal y recae en este movimiento, algo puede estar mal. Este movimiento puede indicar una hernia discal, donde debido a la comprensión de la médula, las ramificaciones nerviosas de la mascota se ven afectadas.

Es importante detectar a tiempo este tipo de degeneraciones en el tejido nervioso ya que si no se hace nada a tiempo, el tejido nervioso puede morir llevando a la insensibilización permanente de las extremidades comprometidas.

Este síndrome se presenta principalmente en mascotas que han realizado esfuerzos físicos muy grandes o también puede ser a causa de la degeneración debido a la vejez.

Caminar con la cabeza de lado

Aunque la causa más común de este tipo de conducta puede ser una otitis, otra causa de este tipo de conducta y que es mucho más grave, puede ser la meningitis, infección que afecta a las membranas que cubren el cerebro y puede ser muy peligrosa si no se detecta a tiempo.

Movimientos involuntarios de alguna extremidad

Esto se refiere a tics musculares en algunas partes del cuerpo como patas y cabeza de la mascota. Puedes identificarlos cuando son repetitivos.

Presionar la cabeza contra la pared

Este comportamiento es una señal de que algo en la cabeza de tu mascota no parece estar bien, ya que esta posición de presión sobre los objetos puede deberse a un problema neurológico en el prosencéfalo.

 

Esto sucede cuando hay una infección o producción excesiva de químicos que afectan directamente el cerebro, además también puede deberse a tumores en la cabeza de tu mascota.

Existen diferentes teorías acerca de las verdaderas razones por las que los perros o gatos quiera presionar en todo momento su cabeza contra los objetos, como lo son:

 

  • Trastornos metabólicos como exceso de sodio en la sangre.

  • Un tumor en la cabeza que hace presión.

  • Un trastorno del sistema nervioso por infecciones u hongos.

  • Golpes en la cabeza.

  • Exceso de plomo en el cuerpo.

neurologia-en-perros-y-gatos.jpg

Principales afecciones neurológicas en gatos

Convulsiones

Las convulsiones en los gatos son causadas generalmente por una enfermedad subyacente como hipertensión felina, tumores cerebrales o traumatismo. Es extremadamente raro que las convulsiones en los gatos sean causadas por epilepsia primaria.

Panleucopenia

La panleucopenia es una infección viral que comúnmente se conoce como distemper felino. Por lo general es causa de muerte, aunque se puede prevenir con una vacuna. Cuando los gatitos resultan infectados, por lo general padecerán de falta de equilibrio (ataxia) por el resto de sus vidas, lo cual cursa como un problema neurológico subsecuente.

Toxoplasmosis

El toxoplasma gondii es un parásito relativamente común que casi no causa problemas, sin embargo, los gatos con un sistema inmunitario debilitado, como los infectados con SIDA felino o leucemia felina tienen mayor riesgo de desarrollar toxoplasmosis, que afecta al sistema nervioso central. Los síntomas pueden incluir ceguera, convulsiones y ataxia.

Hiperestesia felina (FHS)

También conocida como el síndrome de la piel ondulante, esta afección se presenta como un patrón de conducta poco usual como fuerte maullido, correr en círculos, acicalamiento frenético, cambios repentinos en el estado de ánimo y piel ondulante en el lomo del gato.

Principales afecciones neurológicas en perros

Disfunción cognitiva o demencia

Es el nombre que se le da a los problemas de demencia senil en perros. El proceso de desgaste del sistema nervioso central en perros de edad avanzada causa signos clínicos parecidos a los de la demencia senil o enfermedad de Alzheimer en personas.

Éstos son:

  • Confusión y desorientación: el perro está en una habitación de la casa y parece no saber cómo salir de ella, o se queda encallado en una esquina, o detrás de una puerta.

  • Deambulación y vigilia durante la noche: el perro se pasa toda la noche caminando por la casa, y durante el día sólo duerme.

  • Pérdida de los hábitos higiénicos: el perro empieza a orinar o defecar en lugares inusuales, y nunca antes lo había hecho.

  • Disminución del nivel de actividad: el perro no presta atención a nada de lo que ocurre a su alrededor.

  • Pérdida de reconocimiento: el perro deja de identificar a otros animales o personas.

Síndrome vestibular idiopático

El sistema vestibular se encuentra en el oído interno, y es el encargado de proporcionar información al cerebro sobre la posición, y movimientos de la cabeza. De esta manera, facilita la coordinación de los músculos para mantener el equilibrio, el movimiento de los ojos, y la posición de la cabeza. El sistema vestibular puede verse afectado en caso de otitis graves y/o internas, o si existe alteración de los nervios que recogen y tramitan toda la información creada en él. Sin embargo, en perros mayores puede aparecer de forma súbita un síndrome de causa desconocida que se manifiesta mediante el ladeo de la cabeza, la pérdida de equilibrio, y un movimiento anormal de los ojos, que no va asociado a otros signos típicos del síndrome vestibular de origen neurológico o por otitis. Aparece de forma súbita y gradual, y la mayoría de los perros se recuperan con normalidad en un plazo de 3 a 6 días, aunque en algún caso, puede persistir cierto ladeo de la cabeza.

Tumores y otros problemas neurológicos

Los tumores en el sistema nervioso central pueden causar signos parecidos a los del síndrome vestibular. La gravedad de los síntomas o la presencia de alteraciones del nivel de conciencia o del movimiento del animal harán sospechar de ellos, pero en otros casos será necesario descartarlos.

 

La encefalitis del perro viejo, puede ser consecuencia de una infección por el virus del moquillo, también hay otras causas que pueden aparecer a cualquier edad, como las secundarias a otras infecciones, o debido a una reacción adversa a una vacuna. En cualquier caso, la encefalitis requiere de un tratamiento de urgencia.

Pinzamientos vertebrales y temblores

Los problemas de los nervios que se originan en la médula espinal, y proporcionan sensibilidad y control de los músculos de las extremidades, son más frecuentes en perros viejos debido al desgaste de las articulaciones entre vértebras. Los nervios de las extremidades salen del canal vertebral por unos orificios que quedan entre cada una de las vértebras, y la artrosis y otros problemas relacionados con la edad, pueden hacer que estos orificios se alteren y compriman a los nervios.

Efectos de la terapia celular

¿Cómo puede la terapia celular mejorar los síntomas de problemas neurológicos?

Las células Madre Mesenquimales pueden promover la liberación de acetilcolina, promover la neurogénesis y la formación sináptica , además de reducir el estrés oxidativo y la muerte celular.

Las investigaciones muestran que las MSC son una mejor alternativa que las células madre alogénicas debido a la hipoinmunogenicidad, tropismo superior, alto potencial de diferenciación y actividad paracrina (enviar señales a células cercanas).

Las investigaciones han demostrado que las células madre mesenquimales tienen el potencial de mejorar los síntomas neurológicos y otras enfermedades neurodegenerativas de las mascotas a través de múltiples vías :

 

1. Disminuyendo síntomas de dolor e inflamación en vertebras y espacios vertebrales.

2. Estimulando la neurogénesis, la sinaptogénesis y la diferenciación neuronal.

3. Mejorando los síntomas desorientación y ataques epilépticos.

4. Disminuyendo la inflamación al aumentar las citoquinas neuroprotectoras y disminuir las citoquinas proinflamatorias.

¿Cómo actúan en el sistema nervioso de las mascotas?

Las células madre neuronales trasplantadas en sitios de lesión nerviosa promueven la recuperación funcional al producir factores tróficos (de transferencia de sustancias nutritivas neuronales) que inducen la supervivencia y la regeneración de las neuronas del huésped. Las células madre mesenquimales administradas por vía intravenosa también son capaces de cruzar la barrera hematoencefálica y migrar efectivamente a regiones de lesión neural, sin inducir el crecimiento tumoral o una respuesta inmune negativa.

Algunos de nuestros tantos casos de éxito en tratamiento para problemas neurológicos

LOGO AC.jpg

​Más y mejores años de vida para tu mascota.